El director del Instituto Cervantes dice que sería insensato que la Comisión Europea prescindiera del español.

Miércoles, 26 Abril, 2006
César Antonio Molina en el Foro de la Nueva Sociedad
Cesar Atntonio Molina
El director del Instituto Cervantes, César Antonio Molina, afirmó hoy que "sería insensato que las instituciones comunitarias prescindieran alegremente del español, la lengua de mayor proyección mundial junto al inglés. El español tiene que ser una lengua de trabajo dentro de la Comisión Europea. Europa no le puede dar la espalda al español".

Molina realizó estas declaraciones en el transcurso de un encuentro del Foro de la Nueva Sociedad, organizado por Nueva Economía Fórum con la colaboración de la Fundación ONCE y la Fundación Pfizer.

"Sería un gran error utilizar el criterio de mayor número de hablantes para determinar cuáles son las lenguas de trabajo en la Comisión Europea. El alemán, el inglés, el francés son las lenguas que cuentan con mayor número de hablantes de lengua materna en nuestro continente, pero el español es, junto con el inglés, la lengua extranjera que los padres elijen de manera creciente para sus hijos. La presencia del español es insoslayable dentro de la Comisión Europea", señaló Molina.

"El español es la única lengua europea, junto con el inglés, que seguirá creciendo demográficamente en las próximas décadas; la única que interesa en un país como Estados Unidos. Sería insensanto que las instituciones comunitarias prescindieran alegremente de las ventajas que ofrece un instrumento tan eficaz para las relaciones económicas, culturales y políticas de todo el continente como es el español".

  • Share in Facebook
  • Share in Linkedin