El Fundosa ONCE disputa en Estambul la Copa de Europa de Baloncesto en Silla.

Viernes, 5 Mayo, 2006
Los madrileños intentarán acceder a las semifinales y confirmarse como uno de los mejores clubes europeos.
basket
El Fundosa ONCE disputa desde este viernes y hasta el próximo domingo la fase final de la XXXI Copa de Europa de Baloncesto en Silla de Ruedas, en Estambul (Turquía), junto con siete de los mejores equipos del continente.

El equipo español ha quedado encuadrado en el Grupo A, junto con el conjunto anfitrión, el Besitkas Jimastic SC; el GSD Anmic Sassari (Itaia) y el Hyeres Handiclub (Francia).

Por su parte, el Grupo B, sobre el papel más complicado, lo componen el RSV Lahn Dill (Alemania), el SKK Sana Sanski Most (Bosnia-Herzegovina) y el Tabu Cantu y el Santa Lucia Sport (Italia).

Los madrileños disputarán la undécima final de su historia en una competición que les ha dado grandes alegrías. No en vano, se ha consolidado como uno de las grandes escuadras del continente, con un primer puesto (Sheffield'97), tres segundos (Madrid'96, Battipaglia'98 y Manchester'03), tres terceros (Salzburgo'96, Oldham'99 y Madrid'04), dos cuartos (Giulianova'01 y Sevilla'02) y un sexto (Wetlzar'05).

Ninguno de los otros siete conjuntos rivales puede presumir de la regularidad que atesora el Fundosa ONCE en la última década, de la que sólo se perdió la final de 2000.

Ahora, llegó el momento de la verdad. Los pupilos de Javier Pérez se encuentran en Estambul con el objetivo básico de alcanzar las semifinales, para lo cual resulta obligado vencer dos de los tres partidos del grupo previo, una meta, en principio, factible.

Sin embargo, no pueden contar con el ala-pívot David Gómez, que tiene cita para ser intervenido quirúrjicamente a partir del 11 de mayo en una de sus caderas.

Al ex jugador del Fuenlabrada se le colocará una prótesis en su cadera, que en los últimos meses le está acarreando bastantes dolores y le está afectando a su vida diaria.

Antes de viajar a la capital turca, Pérez declaró a "Solidaridad Digit@l" que sus jugadores han entrenado "muy fuerte" y se encuentran "con muchas ganas y muy ilusionados".

"Tenemos un grupo teóricamente asequible. El objetivo es pasar a semifinales y mejor si evitamos al Lahn Dill, lo que significaría que pasaremos primeros del grupo", añadió.

Y es que el Lahn Dill parte, por tercer año consecutivo, como principal rival a batir. No en vano, con los canadienses Patrick Anderson y Joey Johnson como baluartes, se han hecho con los dos últimos títulos europeos.

Ahora, el conjunto germano tratará de cerrar un trienio histórico porque Anderson ha anunciado que regresará a jugar a su país y el base titular, Lars Christink, volverá a su anterior club, el RSC Rollis Zwickau, flamante campeón de la Copa André Vergauwen.

A Estambul se incorporan varios de los mejores jugadores del mundo y que disputaron desde el pasado lunes y hasta el jueves la II Copa del Mundo Paralímpico, en Manchester (Gran Bretaña).

Así, empalmarán dos competiciones de alto nivel de forma prácticamente consecutiva y sin descanso los suecos Hussein Haidari (del Santa Lucia Sport) y Lars Peter Kolström (Anmic Sassari), los canadienses Anderson y Johnson (Lahn Dill) y el australiano Justin Eveson (Santa Lucia Sport).

Todos ellos estuvieron disputando la Copa del Mundo Paralímpico hasta ayer jueves, salvo Johnson, que decidió no disputar el último partido de Canadá contra Australia, que repartía las medallas de oro y de plata.

En un primer análisis, el rival más fuerte para el Fundosa ONCE en el grupo previo podría ser el GSD Anmic Sassari, club con el que perdió el año pasado el partido por el quinto y sexto puesto en la Copa de Europa de Wetzlar (62-75).

La escuadra sarda es una auténtica constelación de estrellas y también una torre de Babel, donde destacan los italianos Fabio Raimondi y Sandro Cherubini, el francés Abou Konate (ex del Fundosa ONCE), el finlandés Juha Luukkonen (ex del Mideba Badajoz) y el sueco Lars Peter Kohlström. Además, cuentan con el alero letón Raimunds Beginskis, y al pívot argentino Adolfo Berdún.

Este año, han realizado un gran lavado de cara, desde el entrenador (Giovanni Berghella) hasta seis jugadores: Raimondi y Salvatore Cherchi (procedentes del Porto Torres), Andrea Carpentieri (Milleniun Padua), Luukkonen y Berdún (BADS Quartu S. Elena) y Beginskis.

Sin embargo, a pesar de ser la mejor escuadra italiana de los últimos años, ya que se ha adjudicado las seis últimas ligas, no atraviesa por un buen momento; de hecho, finalizó tercero en la liga regular y se tuvo que conformar con la tercera posición en la Copa de Italia.

En su palmarés continental, disputa su sexta Copa de Europa consecutiva, después de haber sido campeón en Sevilla'02, segundo en Giulianova'01 y en Madrid'04, cuarto en Manchester'03 y quinto en Wetzlar'05.

El primer adversario del Fundosa ONCE será el Besitkas Jimnastic SC, campeón de la última liga turca y cuya presencia europea reciente se reduce a participaciones en las rondas preliminares de la Copa de Europa de 2004 y 2005.

Después, los madrileños se medirán al Hyeres Handiclub de Phillipe Bayé y Ouahid Boustila, dos de las leyendas francesas vivientes del baloncesto en silla de ruedas.

A falta de una jornada para concluir la Nationale A francesa, el Hyeres Handiclub marcha destacado en la clasificación y cuenta sus 17 partidos por victorias. Pero en la última jornada se medirá a domicilio a su principal rival, el Meaux; una hipotética derrota les privaría del título.

El Hyeres Handiclub logró su pase a Estambul al derrotar en el último partido de la ronda preliminar al ONCE Andalucía. En su palmarés, destacan las ligas de 2001-02 y 2002-03 y la copa de 2002, mientras que en Europa han conseguido el séptimo puesto de la Copa de Europa del año pasado y el quinto de la André Vergauwen de 2001.

Este año han incorporado al base Sofiane Mehiaoui, procedente del CAP SAAA de París y elegido mejor jugador en el Eurobasket Junior de Malle'04, y el ala-pívot Mohamed El Haddef, fichado del Toulouse IC.

En principio, parece un equipo batible, máxime teniendo en cuenta que el Fundosa ONCE ya le derrotó en la Copa de Europa de Wetzlar'05.

EL OTRO GRUPO

Por otro lado, en el Grupo B está el RSV Lahn Dill, gran dominador del baloncesto germano y europeo de las tres últimas temporadas.

No en vano, se han adjudicado las tres últimas ligas y copas teutonas y las Copas de Europa de Madrid'04 y Wetzlar'05. Sin embargo, no es imbatible porque este año cayó en la liga alemana contra un adversario teóricamente más débil, como el USC Múnich, aunque en aquel encuentro no jugó Patrick Anderson.

La mejor pareja del momento, Anderson y Johnson, está bien respaldada por Christink y por el alero alemán Abdulgazi Karaman.

El Santa Lucia Sport, que acaba de ganar la Copa de Italia y de finalizar primero en la difícil liga regular transalpina, es el actual subcampeón de la Copa de Europa y uno de los conjuntos europeos con mejor historial: 14 ligas, seis Copas de Italia, dos Copas de Europa y dos André Vergauwen.

Los principales refuerzos son los del australiano Justin Eveson y el británico Steve Caine, procedentes del GSD Anmic Sassari, aunque también sobresalen el base sueco Husein Haidari y los pívots italianos Stefano Rosseti y Alberto Pellegrini.

En la ronda preliminar celebrada el pasado mes de marzo en Meaux (Francia), el Santa Lucia Sport derrotó ajustadamente al Fundosa ONCE (58-61), aunque concluyó segundo, por detrás de los españoles,

Por su parte, el Tabu Cantu tiene en su plantilla a los británicos Simon Munn y John Pollock y a los italianos Matteo Cavagnini y Andrea Rocca.

En la fase previa de Liverpool (Gran Bretaña), terminó primero e invicto, con Rocca como mejor jugador, Munn como máximo anotador y Munn y Pollock elegidos en el quinteto ideal.

Se trata de una escuadra acostumbrada a los éxitos. No en vano, ha ganado las André Vergauwen de 2001 y 2005, quedó tercero en la Copa de Europa de 2002 y séptimo en la de 2003 y logró la tercera plaza en la Vergauwen de 2004.

Por último, el SKK Sana Sanski Most parte como una de las "peritas en dulce" de la Copa de Europa. Su única presencia europea en esta década se traduce en un quinto puesto en una de las rondas preliminares de la André Vergauwen de 2003.

  • Share in Facebook
  • Share in Linkedin