Valcarce afirma que no hay ninguna conquista social consolidada y anima a los medios a defender el estado de bienestar.

Martes, 12 Julio, 2005

En la inauguración del curso de verano "Los retos de la información social: el periodismo, articulador de las nuevas políticas sociales", organizado por Servimedia.

Amparo Valcarce

La secretaria de Estado de Servicios Sociales, Familias y Discapacidad, Amparo Valcarce, aseguró ayer que "no hay ninguna conquista social consolidada" y que "la obligación de los medios de comunicación es defender el estado de bienestar y no tolerar rebajas".

Valcarce inauguró ayer en San Lorenzo de El Escorial (Madrid) el curso de verano "Los retos de la información social: el periodismo, articulador de las nuevas políticas sociales", organizado por Servimedia y que se prolongará hasta el próximo viernes.

La dirigente socialista, que estuvo acompañada en la inauguración del curso por Carlos Rubén Fernández, presidente de la Fundación ONCE, y por el director general de Servimedia, Félix Madero, indicó que "la información social debe exigir a los poderes públicos las respuestas adecuadas a las necesidades de nuestros días".

En este sentido, la secretaria de Estado de Servicios Sociales subrayó los esfuerzos en esta materia que el Ejecutivo ha realizado en los últimos meses, como el aumento de las pensiones, el incremento del salario mínimo interprofesional o la elaboración de la futura Ley de Dependencia, entre otros.

Durante su intervención, Valcarce hizo hincapié en los retos y las dificultades que conlleva la información social, y, a este respecto, reconoció la labor que realiza la agencia de noticias Servimedia en la difusión de las políticas sociales, así como "su importante influencia en el interés de la prensa generalista por estos temas".

Igualmente, Valcarce aplaudió el papel que desempeña Servimedia en la integración social y profesional de las personas con discapacidad, un factor fundamental para erradicar la exclusión y la marginación social.

GLOBALIZACION

Por su parte, el presidente de la Fundación ONCE, Carlos Rubén Fernández, declaró que la información social supone en la actualidad "algo fundamental y de interés general" y señaló que la globalización genera "una excesiva concentración de los medios", que lleva implícita una "pérdida de perspectiva" de los profesionales de la información.

Carlos Rubén Fernández reivindicó la necesidad de "mantener el nivel de pluralidad de las fuentes de información" en los medios de comunicación, así como la libertad informativa como característica de la labor periodística.

Tras lamentar que la "exclusión social" se sigue viviendo en la actualidad, como se ha vivido en el pasado, manifestó que la información social "interesa al conjunto de la ciudadanía", puesto que este tipo de información "es la apuesta ganadora de futuro".

PERIODISMO SOCIAL

El objetivo del curso inaugurado ayer, patrocinado por la ONCE y la Fundación ONCE, es analizar la aportación del periodismo social a las grandes cuestiones de debate en este ámbito. En él se abordará la información social desde distintas perspectivas: medios de comunicación públicos y privados, comunicación corporativa y mensajes publicitarios.

También se desarrollará un debate político en torno a las grandes cuestiones sociales y la manera en que se comunican y las percibe la sociedad, pulsando las opiniones de representantes de los partidos e instituciones.

El programa se ha estructurado en siete conferencias y cuatro mesas redondas, en las que participarán políticos y profesionales del mundo de la comunicación y de la publicidad.

El curso está dirigido a los profesionales de la información, estudiantes de periodismo y aquellas personas interesadas en el papel del periodista y de los medios de comunicación como impulsores y transmisores del día a día social.

PUBLICIDAD SOCIAL

El publicista Antón Alvarez, supervisor creativo del Grupo Moliner, destacó ayer la eficacia que suelen tener las campañas publicitarias sobre temas sociales y resaltó la importancia de la Fundación ONCE como "una de las instituciones que más han aportado en la integración profesional de discapacitados".

En su ponencia "Publicidad social", Alvarez dijo que "las campañas de publicidad social obtienen éxitos visibles y funcionan de una forma bastante inmediata, según refleja el INEM".

En este sentido, indicó que cada vez que la Fundación ONCE realiza una campaña publicitaria para promover la integración social y laboral de las personas con discapacidad, "la contratación aumenta de una forma muy significativa". "No debemos olvidar que más del 80% de los discapacitados están desempleados, por lo que el trabajo de este tipo de fundaciones es vital", añadió.

En su opinión, una prueba del éxito de campañas de este tipo son las importantes inversiones que realizan actualmente las distintas administraciones e instituciones en publicidad social.

Según Infoadex, en el año 2004 el total de inversión publicitaria se elevó en España hasta los 242.365.708 euros, de forma que el sector de la publicidad fue uno de los en el último ejercicio experimentó un mayor crecimiento, con un aumento superior al 40%. Este dato demuestra, a juicio de Alvarez, la importancia y rentabilidad de las campañas publicitarias.

España, según el publicista del Grupo Moliner, fue el país pionero en la producción de publicidad social en la década de los 80, y llegó a crear un lenguaje social "con el fin de transmitir que integrar empieza a estar de moda".

MESA REDONDA

"La publicidad social está hoy más presente que nunca en
las empresas". Este fue el eje central del primer debate "El
tratamiento de los temas sociales en la publicidad" que tuvo lugar ayer en este curso.

En la mesa redonda, que estuvo moderada por José Julián Barriga, vicepresidente de Servimedia, participaron Aurora Sanabria, directora de Planificación Estratégica de Delvico, y Antón Alvarez, publicitario del grupo Moliner, se debatió el rol social que cumple la publicidad, la rentabilidad de la información social y las diferencias entre publicidad y periodismo en la comunicación social, entre otros.

Barriga aseguró que "la presión social castiga cada vez más a las empresas que no contribuyen a la acción social". En esta misma idea profundizó Aurora Sanabria, quien, además, añadió que "algunas empresas no invertirían en campañas sociales si no fuera relevante para sus consumidores".

Los contertulios coincidieron en que la publicidad social se ha puesto de moda y que ya no es posible competir en un mercado sin invertir en este tipo de campañas. Aunque, como advirtió Antón Alvarez, "no todo es publicidad social", porque, como recordó Sanabria, "la publicidad tiene un carácter comercial y nunca es altruista".

Esto conlleva, a juicio de los especialistas, la puesta en práctica de actividades que no tienen mucho que ver con la acción social, "sino más bien con lavados de cara", añadieron. Al cierre de la mesa redonda, Barriga matizó que, aunque existen actividades delictivas, "las sociedades democráticas están creando mecanismos correctores que penalizan los comportamientos poco éticos de algunas compañías".

  • Share in Facebook
  • Share in Linkedin