La Fundación ONCE advierte del retroceso que se produciría en política social si no se aprueba la Constitución Europea.

Viernes, 15 Julio, 2005

Declaraciones de Miguel Angel Cabra de Luna, director de Relaciones Sociales e Internacionales de la Fundación ONCE.

Miguel Angel Cabra de Luna

El director de Relaciones Sociales e Internacionales de la Fundación ONCE, Miguel Angel Cabra de Luna, advirtió de que, si el Tratado Constitucional Europeo no se aprueba, se puede dar un retroceso en materia de política social.

Cabra de Luna afirmó, después de su intervención en los cursos de verano de la Complutense en El Escorial, que la Constitución Europea "supone un avance en política social", puesto que reconoce la Carta de los Derechos Fundamentales, establece una vinculación jurídica con carácter obligatorio, así como el derecho a la acción positiva hacia determinados colectivos.

Recordó que "todas las grandes organizaciones no gubernamentales europeas están a favor de la Carta Magna Europea".

Por este motivo, opinó que el Tratado constituyente "reforzará la política social", aunque advirtió que es necesario "estar vigilantes" para que no se produzca un retroceso producido por la intención de intentar estructurar el modelo social existente y el resultado final sea una vuelta atrás.

En relación a los "noes" logrados por la Constitución Europea en Francia y Holanda, apuntó que esta situación "se debe más a una cuestión de miedo" de estos países, que ya cuentan con un nivel alto en materia de políticas sociales, y que temen que las nuevas medidas establecidas en el Tratado puedan generar "un paso atrás".

Para conseguir que el Tratado Constitucional Europeo salga adelante "es necesaria una unión politica", según apuntó Cabra de Luna, porque, de no ser así, "difícilmente va a haber algo más que una Europa de los mercaderes y del intercambio", que derivará en "más economía, más globalización".

  • Share in Facebook
  • Share in Linkedin