Inserta Empleo instruye y acompaña a los emprendedores con discapacidad

Miércoles, 13 Marzo, 2019

La entidad de Fundación ONCE para la formación y el empleo cuenta con la figura del dinamizador de emprendimiento para fomentar el autoempleo como forma de inclusión en el mercado laboral de las personas con discapacidad

Foto de la jornada de los tecnicos de Inserta
Inserta, la entidad de Fundación ONCE para la formación y el empleo de las personas con discapacidad, ha consolidado la figura del dinamizador de emprendimiento, un técnico experto que tiene como misión acompañar, junto con consultores expertos en emprendimiento a nivel nacional, a las personas con discapacidad que deseen montar su propio negocio para ponerlo en marcha.
 
Un total de 33 dinamizadores repartidos por todo el territorio son los encargados de analizar el nivel de desarrollo de la idea de negocio que presenta el emprendedor y efectuar su seguimiento con un consultor externo en caso de que requiera asistencia técnica. Ambas figuras son responsables (dinamizador de emprendimiento de Inserta Empleo y consultor externo) del buen desarrollo de las actuaciones que se acuerden. 
 
El dinamizador de emprendimiento tiene como objetivo apoyar la puesta en marcha/consolidación del proyecto empresarial mediante la identificación de los puntos fuertes y de los aspectos de mejora, y que culminará con la elaboración de un plan de negocio por parte del emprendedor que permita el análisis de su viabilidad.
 
Para ello, se aplica una metodología individualizada en cada iniciativa, principalmente mediante asistencia presencial, y complementariamente con asistencia telefónica y telemática. El tiempo durante el que se prestará el servicio de asistencia técnica dependerá del proyecto en cuestión.
 
Además, Inserta acompañará al emprendedor asesorándole en los trámites de constitución, gestión de ayudas y subvenciones, infraestructuras y equipamiento, y todas aquellas acciones necesarias para conseguir que el negocio sea exitoso.
 
Los dinamizadores de emprendimiento han recibido formación específica sobre asesoramiento a emprendedores y herramientas y modelos de gestión, sobre análisis inicial de proyectos de emprendimiento, así como en las herramientas TIC más novedosas que pueden ayudar a los emprendedores a poner en marcha su iniciativa empresarial.
 
Ayudas al autopempleo
 
Fundación ONCE e Inserta Empleo apoyan el emprendimiento a través de un programa propio que ofrece desde formación hasta ayudas económicas para el negocio constituido, e incluso la creación de puestos de trabajo. 
Gracia a línea de actuación un total de 68 emprendedores con discapacidad pudieron poner en marcha sus proyectos empresariales durante 2018. Desde 1988 se han dado ayudas a un total de 1.746 emprendedores con discapacidad. 
 
El objetivo de estas ayudas, que Fundación ONCE ofrece en calidad de Organismo Intermedio del Programa Operativo del Fondo Social Europeo de Inclusión Social y Economía Social 2018-2022 (Poises), es fomentar el empleo y mejorar la empleabilidad de las personas con discapacidad
 
En esta convocatoria, que permanece abierta, se han incorporado criterios específicos para favorecer, por ejemplo, el emprendimiento de las mujeres con discapacidad. Los emprendedores reciben una ayuda económica fija y mínima de 3.000 euros que se puede incrementar en función de su perfil: hasta 2.000 euros más los colectivos con discapacidad con especial dificultad, entre los que se encuentran personas con parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual; 1.000 euros más a las mujeres, los parados de larga duración, los mayores de 45 años y los inmigrantes, y hasta 2.000 euros más a las víctimas de violencia de género, las familias monoparentales y aquellos hogares con todos los miembros en desempleo e hijos menores a cargo. 
 
Las cifras
 
La tasa de emprendimiento de las personas con discapacidad es del 11,4% frente a 17,1% de la población en general. Esto se debe a la falta de orientación y apoyo financiero, aspectos cruciales para conseguir una iniciativa empresarial viable y duradera en el tiempo. Según los últimos datos disponibles en Odismet, en España hay 52.200 personas con discapacidad trabajando por cuenta propia, lo que equivale a una tasa del 10,9%. El 72,6% de los emprendedores con discapacidad son hombres. El 80,5% están en la franja de edad comprendida entre los 45 y los 65 años y el 55, 2 % cuenta con educación secundario. En cuanto al tipo de discapacidad que tienen el 52, 4% es física.
La actividad de Inserta se enmarca en los programas operativos de Inclusión Social y de la Economía Social (Poises) y de Empleo Juvenil (POEJ), que está desarrollando Fundación ONCE a través de Inserta, con la cofinanciación del Fondo Social Europeo y la Iniciativa de Empleo Juvenil, para incrementar la formación y el empleo de las personas con discapacidad.
  • Share in Facebook
  • Share in Linkedin