ALBERTO DURÁN LÓPEZ, PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN ONCE:'LO QUE ES BUENO PARA 'NOSOTROS', EN EL FUTURO SERÁ BUENO PARA TODOS'

Martes, 13 Junio, 2006
Alberto Durán López ha sido recientemente elegido presidente de la Fundación ONCE, el órgano de cooperación y solidaridad de los ciegos españoles hacia otros colectivos de personas con discapacidad.
Alberto Durán
Este gallego de 37 años, deficiente visual de nacimiento, afirma que "nuestro fin no ha cambiado, únicamente lo han hecho las personas". Y añade: "La principal meta sigue siendo la plena integración de las personas discapacitadas a través de una doble vía: el empleo y la eliminación de barreras tanto las físicas y mentales, como las tecnológicas".

"Además de los proyectos con la Administración", señala Alberto Durán, "nuestro objetivo se centrará ahora en la empresa ordinaria: por un lado, "generadora de empleo para el discapacitado, y por otro, productora de bienes y servicios que debemos convertir en accesibles".

Para Durán, que sustituye en el cargo a Carlos Rubén Fernández, presidir "la entidad privada que más hace por los discapacitados significa, además de un orgullo, un lujo y un gran reto". Asimismo, asegura que "si uno desea trabajar en este 'mundo', hay pocos sitios que te permitan hacerlo y éste es uno de ellos".

Alberto piensa que las personas con discapacidad "pueden aportar a la sociedad una mentalidad diferente" al resto de los ciudadanos, ya que este sector "se preocupa por problemas en los que otros jamás repararían".

"Es fundamental" dice Durán López, "que haya una conciencia de que con la participación activa de los discapacitados se puede hacer una sociedad más justa y moderna". Y sentencia: "Lo que es bueno para 'nosotros', en un futuro será bueno para todos".

El nuevo presidente de la Fundación ONCE considera necesaria la existencia de "una visibilidad de los discapacitados como agentes activos en la sociedad que quieren pagar sus impuestos, cumplir con sus obligaciones y disfrutar de todos sus derechos".

A pesar de su discapacidad visual, Alberto Durán ha tenido una carrera profesional muy activa: en 1996 comienza su actividad como analista de nuevos proyectos de participación empresarial y coordinador de los proyectos de consultoría externa en el grupo empresarial de la Fundación ONCE (Fundosa).

En 1999 pasó a ser gerente de Empresas Participadas del Grupo Fundosa y en 2002 fue nombrado director general adjunto de Fundación, hasta que ya a finales de ese mismo año asumió la Dirección General.

  • Share in Facebook
  • Share in Linkedin