Comunicación

Noticias

You are in main content

El Grupo Social ONCE, comprometido con la inclusión de las personas con discapacidad a ambos lados del Mediterráneo

Imagen del logotipo de la Conferencia

27 Enero, 2022

Pide a todos los gobiernos de la región trabajar por "los más vulnerables"

El vicepresidente ejecutivo del Grupo Social ONCE, Alberto Durán, subrayó este jueves el compromiso de esta organización con las personas con discapacidad de toda la región del Mediterráneo y animó a los países de ambas orillas a “trabajar por la defensa de los más vulnerables”.

Alberto Durán realizó estas declaraciones durante su participación en la primera conferencia sobre Discapacidad e Inclusión Social en el Mediterráneo, que se está celebrando en Barcelona organizada por la Unión Por el Mediterráneo (UpM) y el Grupo Social ONCE.

Según declaró, “se trata de la primera conferencia monográfica sobre discapacidad” que organiza la UpM, “y nos sentimos muy orgullosos de que hayan decidido ir de la mano del Grupo Social ONCE”.

Explicó que esta colaboración se corresponde a una de las líneas de trabajo del Grupo, que busca “incluir la discapacidad en la agenda global de otras organizaciones”, para que estas contribuyan a la mejora de todas las personas con discapacidad ” desde su propia labor.

A su juicio, “la experiencia de la UpM en la defensa de los derechos de la mujer en los países árabes puede resultar muy positiva y nos anima a continuar con esta metodología de trabajo”.

Asimismo, Alberto Durán destacó que el compromiso del Grupo Social ONCE con las personas con discapacidad de los países del sur del Mediterráneo se materializa mediante dos ejes fundamentales: “Influir en las políticas de la Unión europea para ayudar a nuestros vecinos”; y desarrollar proyectos con las asociaciones de personas con discapacidad de dichos estados, que “esperamos que puedan ser el germen” de muchas más iniciativas.

A ello hay que agregar que el acuerdo general entre el Gobierno de España y la ONCE para los próximos 10 años, junto a la lucha tradicional por el fomento del empleo de las personas con discapacidad y la eliminación de barreras, “comprende también y por primera vez la atención a las personas ciegas de cualquier país en trámites de asilo”.

En su opinión, “una Europa que no sea social no es Europa”, y “un eje mediterráneo que no apueste por la igualdad de todas las personas tendrá menos legitimidad para reclamar mejoras sociales”.

Por eso, instó a todos los países del norte y del sur del Mediterráneo a implicarse en la defensa de los más vulnerables, como clave de “legitimidad para apostar por la mejora social de todos nuestros pueblos”.

PRIMER PASO

Por su parte, el director de relaciones internacionales del Grupo Social ONCE, Javier Güemes, mostró en declaraciones a Servimedia su satisfacción con el encuentro, que, a su juicio, “supone un primer paso muy importante”.

“Llevamos años trabajando con asociaciones de todos los países mediterráneos, de la ribera norte y de la ribera sur”, y la implicación ahora de la UpM, que engloba a tantos estados, “puede suponer que sus gobiernos asumen algunos compromisos” en este ámbito. "Cuanto menos, empiezan a mostrar mayor preocupación por la inclusión social de estas personas", recalcó.

Durante estos dos días, “hemos intentado poner sobre la mesa algunos temas que nos parecían muy importantes”, explicó, como la accesibilidad y su relación con los derechos humanos del colectivo. “Hemos hablado sobre educación y mercado laboral”, prosiguió Güemes, y se ha abordado el turismo accesible como “motor de empleo para las personas con discapacidad en la región”.

“Confiamos en que este encuentro sirva para conseguir nuevos socios y fomentar la cooperación entre todos los países de la región”, tanto a nivel gubernamental como de asociaciones representativas, concluyó Güemes.