Más de 1.000 personas con discapacidad se beneficiarán en Navarra de los nuevos programas operativos de Fundación ONCE

Jueves, 18 Junio, 2020
Pantallazo del webinar con los 3 intervinientes

Un total de 1.063 personas con discapacidad de la Comunidad Foral de Navarra se beneficiarán de los Programas Operativos de Inclusión Social y de la Economía Social (Poises) y del de Empleo Juvenil (POEJ) que Fundación ONCE e Inserta Empleo, su entidad para la formación y el empleo de las personas con discapacidad, está desarrollando dentro del nuevo periodo de programación del Fondo Social Europeo. El POEJ se está ejecutando desde noviembre de 2018 y finalizará en diciembre de 2022, y el POISES desde enero de 2019 hasta diciembre de 2023.

Estos programa, así como las actuaciones llevadas por Inserta en Navarra desde que decretara el estado de alarma, han sido los temas tratados en el webinar ´El empleo de las personas con discapacidad, prioridad de Inserta en Navarra antes, durante y después de la pandemia’ que ha organizado hoy Inserta Empleo y en el que han intervenido el delegado territorial de la ONCE en Navarra, Valentín Fortún; la secretaria general de Inserta, Virginia Carcedo, y la directora regional de Inserta Empleo en Navarra, Lorena Basols.

Los objetivos vuelven a ser ambiciosos para este periodo: más de 103.740 destinatarios, de los cuales 35.300 recibirán formación para la mejora de su empleabilidad y 40.272 lograrán un contrato laboral.

Concretamente, en la Comunidad Autónoma de Navarra los programas Poises y POEJ atenderán a 1.063 personas, y gracias a ellos recibirán formación 298 alumnos y se promoverán 387 contratos de trabajo para personas con discapacidad.

El Poises

De acuerdo con las bases de la nueva convocatoria del Poises, Fundación ONCE presentó cuatro proyectos en la Unidad Administradora del Fondo Social Europeo, dependiente del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Refrendada por los buenos resultados de la gestión de los anteriores programas operativos, el organismo público le concedió a Fundación ONCE, 87,2 millones de euros en términos de coste total y 59,5 de ayuda del FSE, cifra que supone un 82,8% de la cuantía solicitada.

Los objetivos que se propone en toda España son atender a 78.240 destinatarios, de los cuales 27.600 recibirán formación para la mejora de su empleabilidad y 32.872 lograrán un contrato laboral. En la Comunidad Autónoma de Navarra el programa Poises atenderá a 868 personas, de las cuales 229 serán formadas, obteniéndose 332 contratos de trabajo para personas con discapacidad.

Tres de los programas presentados, denominados Impulsa tu talento 4.0, Fortalece tu Talento 4.0 y Talento Diverso para el desarrollo sostenible, dan continuidad a las actuaciones de orientación, formación, intermediación laboral y relaciones con empleadores, desarrolladas en el Poises, que finalizaba en octubre de 2019.

Mujeres en Modo ON- VG, el programa más innovador

De todos los programas presentados en esta convocatoria, el más novedoso es el denominado Mujeres en Modo ON-VG. Con él, Fundación ONCE e Inserta Empleo dan continuidad y un mayor impulso a las acciones que ya vienen desarrollando para mejorar la vida y el empleo de las mujeres con discapacidad víctimas de violencia de género. El objetivo es atender a 1.140 mujeres y para ello las entidades gestoras disponen de 3.939.153 euros.

Este proyecto será liderado por la figura del compass, especialista en violencia de género, con el apoyo de un equipo multidisciplinar especializado en Orientación e Intermediación que dotará a estas mujeres de las competencias y capacidades necesarias para iniciar el proceso de recuperación de sus ciclos vitales. El pilar fundamental para el desarrollo de su autonomía personal será su incorporación al mercado laboral o el desarrollo de proyectos de emprendimiento.

El POEJ

El Programa Operativo de Empleo Juvenil tiene por destinatarios a jóvenes con discapacidad de entre 16 y 29 años que deberán estar dados de alta en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil para beneficiarse de las acciones programadas. Este programa cuenta con la cofinanciación del Fondo Social Europeo y la Iniciativa de Empleo Juvenil.

Los objetivos específicos de este programa son: formar al personal de orientación en metodologías de actuación con familias; desarrollar y aplicar una metodología de trabajo en el entorno social y familiar de los jóvenes con discapacidad; conseguir que las familias actúen como prescriptoras de otras que estén en su misma situación; generar unidades de proximidad en la actuación con las familias, que permitirán acceder a los entornos rurales y trabajar con orientadores de colegios y centros

El POEJ quiere atender a 25.500 personas, formar a 7.700 alumnos y conseguir 7.400 inserciones laborales. En la comunidad autónoma de Navarra serán 195 los destinatarios del POEJ, 69 los alumnos formados y 55 las inserciones laborales.

Inserta Empleo, tal y como reza en el título de su webinar, se ha preocupado y ocupado de las personas con discapacidad en Navarra, antes de la pandemia, durante la misma, y lo seguirá haciendo cuando todo pase y tengamos esa nueva normalidad de la que todo el mundo habla.

Las personas con discapacidad en Navarra antes del Covid-19

En la Comunidad Foral se registraban 15.400 personas con certificado de discapacidad, con edades comprendidas entre los 16 y los 64 años, con una mayor presencia de hombres (58,4%) y personas con edades comprendidas entre los 45 y los 64 años (64,3%). Hay un 7,1% de jóvenes. El 43,5% de las discapacidades registradas, eran de tipo físico y predominan aquellas con porcentajes comprendidos entre el 33% y el 44% (45,2%). La tasa de actividad era del

41,1% (más de 34 puntos por debajo de la correspondiente a la población sin discapacidad en Navarra).

Respecto a la tasa de empleo al igual que la tasa de paro, la fuente oficial presenta los datos agregados junto con La Rioja (por falta de tamaño muestral), el dato se fija en el 35,4% (0,4 puntos porcentuales por encima de la media nacional para personas con discapacidad). La tasa de paro, era notablemente inferior a la media nacional del colectivo (9,7 puntos menos) situándose en el 16,5%.

Atendiendo al nivel de estudios el 22,0% de la población con discapacidad en Navarra había alcanzado formación superior, dato muy superior al resto del colectivo a nivel nacional que equivale al 16,8%, y lejos del 34,4% para la población sin discapacidad.

En 2018 hubo, 1.140 contratos específicos de discapacidad. El salario medio bruto anual en Navarra se fijaba en 25.423,9€, no obstante, en el caso del colectivo, desciende en 4.937,8€ una de las diferencias más altas.

En la actualidad, los efectos de la pandemia se empiezan a sentir en la contratación, aunque para conocer su verdadero efecto habrá que esperar a tener los datos del segundo trimestre del año en su conjunto.

En cualquier caso, en Navarra el número de contrataciones durante el primer trimestre fue un 3,76 % menor al registrado en el mismo periodo del año anterior mientras que en el conjunto de España bajó un 10,17 %. Por tipo de contratación, la indefinida se redujo un 2,65 % y la temporal disminuyó un 3,85 %.

Ahora bien, la situación para las personas con discapacidad no parece seguir el mismo patrón en esta comunidad, en los tres primeros meses del año la contratación lejos de descender se ha incrementado un 2,42% aunque insistimos en que habrá que ver el acumulado para los meses más duros del confinamiento, (abril, mayo y junio), pero parece que el efecto de los llamados trabajadores esenciales ha influido en este dato, dado que el empleo de operadores de máquinas de lavandería, imprescindibles para el mantenimiento de nuestros hospitales se ha incrementado en un 31% en el primer trimestre.

Posiblemente se trate de un dato excepcional a la vista de que en mayo hubo tan solo 29 contratos específicos para personas con discapacidad un 75% menos que en mayo del pasado año.

Por estas cuestiones es tan importante disponer de información para personas con discapacidad en un contexto como el actual. Lo cierto es que para el colectivo la información es notablemente escasa, por esa razón desde Inserta Empleo y Fundación ONCE han realizado un estudio para conocer los efectos y consecuencias del COVID-19 entre las personas con discapacidad, una investigación en la que han participado casi 1500 personas, para indagar en aspectos como el empleo, consecuencias físicas y psicológicas sobre la salud, medidas de protección social etc…

La muestra en Navarra es muy pequeña, pero a modo de orientación los resultados del estudio nos indican que la suma de las personas que afirman haber estado afectadas por el Covid-19 o

haber tenido síntomas asociados es de un 11%. El estudio de seroprevalencia del Ministerio de Sanidad indicaba que en Navarra la tasa es de 5,8% lo que nos hace pensar que el virus ha tenido mayor impacto entre la población con discapacidad.

Reapertura de las oficinas de Inserta

Inserta Empleo acaba de reabrir sus 36 oficinas repartidas por toda España, tras haber permanecido cerradas desde que se declarara el Estado de Alarma y el consiguiente confinamiento para luchar contra el Covid 19. En la comunidad autónoma de Navarra, Inserta Empleo cuenta con una oficina en Pamplona.

No obstante, la crisis sanitaria actual, Inserta ha realizado un esfuerzo para seguir atendiendo las necesidades de las personas con discapacidad de forma no presencial, tanto en lo que se refiere a su formación como en el acceso al empleo. Por ello, sus técnicos han continuado prestando servicio a los demandantes y a las empresas, seleccionando candidatos y gestionando ofertas de empleo a través de la plataforma Por Talento (www.portalento.es), así como telefónicamente.

También ha puesto en marcha una batería de cursos ‘on line’ gracias a los cuales los demandantes de empleo registrados en la bolsa de empleo de Inserta han podido seguir formándose en estos momentos de crisis sanitaria como consecuencia del Covid 19. Los cursos, cofinanciados por el Fondo Social Europeo, mejoran las condiciones de acceso al empleo de las personas discapacidad.

En este periodo, Inserta Empleo ha atendido en la Comunidad Autónoma de Navarra a un total de 135 personas con discapacidad y ha gestionado un total de 31 contratos desde el día 16 de marzo, primer día en el que se tuvieron que cerrar todas sus oficinas y se puso en marcha el teletrabajo debido al estado de alarma decretado por el Gobierno a causa de la pandemia.

Gracias a esta labor, en la Comunidad Foral de Navarra a 22 personas con discapacidad se han incorporado a la bolsa de empleo de Inserta, iniciando así su ruta hacia el mercado laboral. Además, 113 han recibido tutorizaciones ajustadas a sus perfiles (orientación posterior a la formación, mentorización hacia el empleo, etc.).

La actividad de Inserta se enmarca en los programas operativos de Inclusión Social y de la Economía Social (Poises) y de Empleo Juvenil (POEJ), que está desarrollando Fundación ONCE a través de Inserta, con la cofinanciación del Fondo Social Europeo y la Iniciativa de Empleo Juvenil, para incrementar la formación y el empleo de las personas con discapacidad.

  • Share in Facebook
  • Share in Linkedin