Fundación ONCE muestra el valor de la inclusión laboral con la campaña ‘Trabajar es una historia’

Jueves, 31 Octubre, 2019

La iniciativa cuenta con el apoyo del Fondo Social Europeo

imagen en la que se ve a una persona con sindrome de down en su puesto de trabajo
La campaña puede verse en www.trabajaresunahistoria.es 
 
El video de 40’ puede verse en https://www.youtube.com/watch?v=JZaM2_bOZ4Y
 
 
Fundación ONCE, junto con el Fondo Social Europeo (FSE), acaba de poner en marcha la campaña ‘Trabajar es una historia’ que pretende demostrar que las personas con discapacidad pueden desempeñar cualquier puesto de trabajo y facilitar así su normalización dentro de una sociedad más inclusiva.
 
La iniciativa cuenta con el apoyo del FSE, un fondo con el que Fundación ONCE mantiene una alianza desde hace más de 20 años, tal y como señala su director general, José Luis Martínez Donoso: “El Fondo Social Europeo nos ha permitido desarrollar herramientas para conocer la realidad del mercado laboral”. Gracias a ello, añade, “impulsamos cursos de formación en función de la oferta y la demanda y demostramos que la plena inclusión laboral de las personas con discapacidad es posible”.
Fundación ONCE, a través de su Asociación Inserta Empleo, ha puesto en marcha en la primera convocatoria del Programa Operativo del FSE de Inclusión Social y Economía Social, tres proyectos denominados ‘Impulsa tu talento’, ‘Fortalece tu talento’ y ‘Talento Diverso para Empresas Sostenibles’. 
 
Los tres están relacionados entre sí y con ellos se han completado itinerarios de inserción sociolaboral en todo el territorio nacional. Desde que comenzaron, en enero de 2016, y hasta septiembre de 2019, se ha podido atender y orientar hacia el empleo a cerca de 73.000 personas con discapacidad, formar a más de 40.500 y lograr más de 27.200 inserciones laborales, con una media de un 41% de mujeres. 
 
‘TRABAJAR ES UNA HISTORIA’
 
La campaña ‘Trabajar es una historia’, que puede verse en www.trabajaresunahistoria.es, está compuesta por un total de cinco vídeos protagonizados por personas con discapacidad, que representan diversos tipos de discapacidad y colectivos en riesgo de exclusión, como son los mayores de 45 años, las mujeres víctimas de violencia de género, del mundo rural y los jóvenes.
 
Los videos muestran a través del humor situaciones laborales cotidianas que son igual de relevantes para las personas con o sin discapacidad: una fotocopiadora que se rompe, la rozadura de un casco, la picaresca de los clientes en un comercio o el reto de una profesora enseñando a los alumnos.
  • Share in Facebook
  • Share in Linkedin