15 jóvenes con discapacidad intelectual se forman en la Universidad Pablo de Olavide este curso académico

Lunes, 4 Noviembre, 2019

En el marco de la III edición del programa Unidiversidad, impulsado por Fundación ONCE con el apoyo del Fondo Social Europeo

Foto de la graduación de la edición del año pasado
Un total de 15 jóvenes con discapacidad intelectual se formarán en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla durante el curso académico 2019-2020, en el marco de la tercera edición del programa Unidiversidad, impulsado por Fundación ONCE con el apoyo del Fondo Social Europeo.
 
La formación comienza el próximo miércoles, 6 de noviembre, y se prolongará hasta el 5 de junio de 2020. Lleva por título ‘Curso de Formación para el Empleo y la Vida Autónoma de las personas con discapacidad intelectual’ y los participantes recibirán formación en Habilidades sociales y de la comunicación, gestión de las emociones y el conflicto, inglés nivel básico y Tics. 
 
Elaborarán itinerarios personales de inserción socio-laboral y adquirirán competencias en habilidades básicas para la autogestión previa al empleo. En el Seminario de empleabilidad conocerán profesiones como Auxiliar de reposición y servicios comerciales o Auxiliar de protocolo y eventos, además de realizar prácticas en empresas. 
 
El proyecto cuenta con la colaboración de entidades como Paz y bien (Plena Inclusión) y Sevilla Down.
 
23 UNIVERSIDADES
 
Un total de 345 jóvenes con discapacidad intelectual se formarán en universidades españolas durante el año académico 2019-2020. Esto hace que sean ya 896 los beneficiarios que han participado en el programa Unidiversidad impulsado por Fundación ONCE con el apoyo del Fondo Social Europeo. Según los datos de la primera edición, 1 de cada 4 participantes consigue un contrato al finalizar su formación.
 
En concreto, durante la tercera edición de esta iniciativa participarán 23 universidades españolas. Los cursos formarán a un mínimo de 12 y un máximo de 15 alumnos cada uno. 
 
El objetivo principal de este programa es implicar a las universidades, como agentes decisivos en la inclusión social, en la formación de jóvenes con discapacidad intelectual, cuyo acceso a la educación superior resulta aún insignificante. 
 
Actualmente no hay datos estadísticos de personas con discapacidad intelectual en la educación superior y su presencia se limita a casos aislados. A nivel global, las personas con discapacidad sólo están representadas en un 1,7% en los estudios universitarios de grado y el porcentaje es aún inferior cuando hablamos de estudiantes de máster, posgrados o doctorados. 
 
Solamente entre el 5 y 6% de las personas con discapacidad tienen estudios universitarios hoy en España, a pesar de que la Estrategia Europea 2020 habla de un horizonte del 40%.
  • Share in Facebook
  • Share in Linkedin