Criterios de valoración

Durante los años 2013, 2014 y 2015 se ha trabajado conjuntamente con el Movimiento Asociativo en el desarrollo de un modelo de evaluación de proyectos, actualmente implantado, para dar respuesta a una mayor exigencia en general en una gestión transparente por parte de las organizaciones sociales que presentan solicitudes en la Convocatoria anual de Ayudas de Fundación ONCE. Por otro lado, se persigue promover una mejora en la eficacia en la aplicación de los fondos, maximizando el impacto de las ayudas aprobadas y contribuyendo en la mejora de la orientación de las actuaciones del movimiento asociativo.
 
El modelo está inspirado en las mejores prácticas y consensuado y elaborado con las entidades del tercer sector de la discapacidad, y se ha basado en un proceso de consolidación de la información que implica una mejora tanto a la hora de cumplimentar el formulario de solicitud, como su posterior evaluación y agregación de la información, permitiendo identificar los principales riesgos tanto en los proyectos como en las entidades solicitantes.
 

Criterios de categorización del modelo:

Este modelo de evaluación permite que cada proyecto reciba una calificación entre 0 y 100 en función de la información proporcionada acerca de 38 asuntos que se distribuyen en los siguientes cuatro bloques de contenidos: 
 
• Elementos de información de la entidad solicitante (supone un 40% de la puntuación total).
• Elementos relativos al impacto esperado o impacto ex ante del proyecto (el 20% de la puntuación total)
• Elementos relativos a las características del proyecto (25% del total)
• Elementos concernientes al presupuesto y financiación (15% del global).
 
Así mismo, en el modelo se analizan elementos que podrían presentar un riesgo elevado para la reputación de Fundación ONCE y/o para la gestión del proyecto; dichos riesgos se han contemplado a la hora de elaborar este modelo de evaluación para su detección, entre los que podemos destacar, entre otros:
 
• Riesgos relacionados con la ejecución de los proyectos.
• Riesgos relacionados con la gestión de temas administrativos / reputacionales.
• Incumplimientos legislativos y fiscales.
• Riesgos relacionados con la fiabilidad de la financiación.
 
El conjunto de estos bloques de información ofrecerán una valoración global que permitirá dilucidar si el proyecto cumple con unos requisitos mínimos o no, que tratan de garantizar la viabilidad o no del mismo.
 
Durante 2014 y 2015 el modelo se ha utilizado para la valoración de los proyectos presentados y se han evaluado los resultados de la aplicación de esta metodología de gestión de la Convocatoria de cara a una implantación definitiva.  

Asuntos contemplados por categoría/bloque de contenido:

El modelo se distribuye en los siguientes cuatro bloques de contenidos, en los que se analizan asuntos como: 
 
• Gestión de la entidad: incumplimientos relacionados con la gestión de temas administrativos / reputacionales, disponibilidad de un Plan de Actuación, publicitación y auditoría de las cuentas anuales, existencia de un código de conducta y cumplimiento de las obligaciones fiscales, etc.
 
• Impacto ex-ante: definición clara de objetivos y actividades, identificación de indicadores que permitan verificar los cambios previstos con la ejecución del proyecto, identificación de beneficiarios directos e indirectos, identificación de riesgos y actuaciones contempladas para minimizar su impacto, etc.
 
• Características del proyecto: generación de empleo para personas con discapacidad, incorporación de la innovación en el proyecto y acciones de difusión y publicitación del mismo, etc. 
 
• Presupuesto y financiación: desglose detallado del presupuesto, grado de cofinanciación por parte de otros organismos, fiabilidad de la financiación, etc.